Fin de semana intenso en Madrid. El sábado a ver el musical Anastasia (impresionante!) y el domingo para aplacar el calor nos fuimos al parque acuático Warner Beach. Lo pasamos genial. Hay que ir pensando la próxima escapada.