• Favorecer la autonomía de las personas discapacitadas, sobre todo, en acciones y situaciones del día a día.
  • Facilitar un Jugar de encuentro y reunión, donde descubran intereses comunes.
  • Ofrecer un amplio abanico de actividades, para satisfacer los gustos de todas las personas.
  • El centro debe servir como “respiro” a las familias, que a veces, se ven desbordadas, y no tienen lugares ni personas a las que acudir.
  • Asesorar a las familias, que en ocasiones, se ven desbordadas ante situaciones que no saben cómo afrontar, sobre recursos existentes, etc.

Como objetivo final, y englobando a los anteriores, podemos decir que lo que pretendemos es ofrecer un espacio abierto el máximo tiempo posible, durante todo el año, en el que se beneficien, tanto padres, donde encontraran una solución a la falta de recursos y espacios fiables y seguros donde dejar a sus hijos, como niños y jóvenes, que en la mayoría de los casos se ven condenados a estar siempre “atados” a sus padres, por la escasez de actividades y lugares acordes a sus necesidades.