La planificación de apoyos individualizados (PAI) es una nueva forma de trabajar con personas con necesidades de apoyo basándose en sus preferencias y sus capacidades. El objetivo principal de esta metodología es mejorar su calidad de vida con el apoyo de las personas significativas en su vida. Para ello, es necesario entender que los planes son individuales basados en los intereses y necesidades de cada persona.

Para poder ofrecer un apoyo individualizado de calidad seria óptimo planificar sesiones semanales de 45 minutos donde, en un primer momento, estará orientado a conocer de primera mano a la persona, conocer así su entorno y sus gustos. Esta información, nos ayudará posteriormente a planificar estrategias para mejorar la autonomía y la calidad de vida de cada uno.