El objetivo de esta actividad es ofrecer a las personas con discapacidad intelectual tanto en su etapa escolar como adulta la oportunidad de seguir aprendiendo, ya que su capacidad cognitiva sigue necesitando un refuerzo y un estímulo constante para que su desarrollo como personas de pleno derecho en la sociedad sea posible.

Es frecuente que durante su vida escolar la gran mayoría de estas personas hayan visto limitado su desarrollo por las escasas oportunidades que les ofrece el sistema educativo. En muchas ocasiones y debido a su ritmo de aprendizaje no han podido desarrollar plenamente durante el ciclo escolar sus habilidades, por tanto es muy importante que siempre les ofrezcamos la oportunidad de estar preparados para nuevos desafíos que puedan aparecer en su entorno. Tratamos de ofrecer nuevos retos en el aprendizaje y de reforzar o adquirir nuevas habilidades en el conocimiento. Que haya otro ritmo de aprendizaje no significa que no se pueda aprender.